sábado, 15 de octubre de 2011

CONTEMPLACIÓN


El azul claro del cielo
me inició en perseguir rayos de vida,
en dejar hundir en él la mirada
como sobre una clara frondosidad.

Después la nube blanca
me mostró el dulce lenguaje
de la suavidad y las formas.
Me explicó por qué
la perfección de un instante
no se mantiene para siempre,
pero que la belleza en movimiento
se puede experimentar con libertad.

Más tarde descubrí la puesta de sol.
Su fuego me habló de sentimiento.
Sentí la intensidad de su punzada
rozándome por dentro.

Pregunté a la noche:
contrastes, claroscuros, contraluz,
¿por qué idolatran tanto hasta cegar
la palidez aterciopelada de la luna?
¿O es ella que, blanquecina,
hace brillar los espacios
más ciegos del sentido?
¿Con qué ritmo pestañea
esa estrella de diamante,
el de la caricia de ojos negros
en su iris plateado?

Me contó que en el azul oscuro
se concentra la nostalgia de multiplicar
todas las horas de todos los días.
Que al evocar un pensamiento
el tiempo no se detiene
a razonar limitaciones.

Entendí que la poesía era razón y amor
y pensé en inventar nuevas preguntas.


Transmutaciones , 1995

Editorial Viena, Columna (Barcelona)

MIEDO A NO VOLAR


Quietos, uno frente a otro
no nos movemos.
Alimentando el placer del silencio
me sorprendo
mostrándote con la vista el universo,
mientras mi cobardía de ti
oculta mi cara
buscando esconderla
por detrás del viento.

Descubro que la naturaleza
casi enfría el sentimiento.
Busco con fuerza un simbolismo:
escucha cómo hablan las olas en la orilla,
recordarás que su sonido
lleva el color de nuestro anoche
lleno de palabras
que nunca pronunciaremos.

Tú al fondo, como un espejismo
me lanzas una idea, sonriendo.
Y entrelazadas las alas transparentes
de las imágenes
haces que mi tiempo transcurra
mucho más lentamente.

Todavía sin movernos
se desarrollan juntos nuestros pensamientos;
su espíritu,
metamorfosis de sol y de luna,
busca con miedo
tus ojos en los míos.
Una sola vez es suficiente
para reconocernos en un punto,
disfrazados los cuerpos
de una total intersección
en la pausa final
de nuestro mutuo abandono.


Idilio de creación , 1991

Editorial Torremozas, Madrid.
Colección Cuadernos de Olalla


En los 90's escribía sobre acontecimientos de los 80's, que yo los viví con mucho hermetismo y mucha mudez en contraste con las movidas nocturnas

lunes, 3 de octubre de 2011

KABARET OBERT (KO) KABARET POÈTIC, La PAPA 30/9/11

                              A la venta mis poemarios Transmutaciones  y Philía en La PAPA








martes, 13 de septiembre de 2011

UN POEMA DE VICENTE ALEIXANDRE QUE DEDICO A LAS ARTES ESCÉNICAS. + FOTO DE FINALES DEL VERANO 2011

Un poema de Vicente Aleixandre: QUIEN BAILA SE CONSUMA, del poemario "Diálogos del conocimiento", 1974

de Sylvia Trinxet, el jueves, 02 de septiembre de 2010, 4:14



Un diálogo metafísico entre el bailarín y el director de escena

EL BAILARÍN

ES demasiado ligero. No sé, difícil es optar
qué está más escondido, si el puñal o la rosa.
Algo embriaga el aire. ¿Plata sólo? O aromas
de los pétalos que machacados por unos pies desnudos
llegan a mis sentidos, los descubren e incitan.
Rompen más poderosamente los enigmas
y al fin se ven los montes, como cuerpos tumbados,
allí en el horizonte, mientras sigue el misterio.

EL DIRECTOR DE ESCENA

Si quieres decir que la bambalina oscila,
no cuidas las palabras. Tu pie en el aire imita
la irrupción de la aurora, pero cuán pobremente.
¿La orquesta? Mientras ensaya la madera a dormirse,
el son a su mudez y el farol a crujir cada vez más rosado,
yo duermo o leo, y me despierto y callo.
La ciencia es un dominio donde el hombre se pierde.
Un bosque que levanto con mis órdenes puede
a los espectadores darles verdor, no vida.
Por eso me sonrío cuando el telón se alza
y el bailarín ondea como un árbol y aduzco
su pie, su pie en sigilo como una duda intensa.

EL BAILARÍN

Yo soy quien soy, pero quien soy es sólo
una proposición concreta en sus colores.
Nunca un concepto. Bailo, vacilo, a veces puedo
afirmarme hecho un arco, con mi cuerpo, y los aires
bajo él cruzan como deseos. No los siento. La piedra
del puente nunca siente
a las aguas veloces, como a las quietas: sueño,
y el soñar no hace ruido.
Mi cuerpo es la ballesta en que la piedra yérguese;
y el arco, y soy la flecha: un pensamiento huyendo.

EL DIRECTOR DE ESCENA

Solo estoy y no confío en lo que hice, ni hago
mención de lo que puse o propuse: una idea.
La escena es una idea, y el pensamiento abrasa.
Con colores o turnos de ira o fe erguí tu nombre.
En lienzo el bermellón, el amarillo híspido, la rosa, el pie desnudo
y todo el cuerpo erguido del bailarín creciente,
pura mentira o veste, mas la verdad ahí arde.
Bajo la malla un grito corporal es el ritmo
y con mi mano tomo la forma y ahí se quema
para todos. Y todos, consumados, aplauden.

EL BAILARÍN

Suena la música y ondea como un mar salobre
donde mi cuerpo indaga temeroso y brillante.
Soy la espuma primera que entre las ondas álzase
y en la cresta aquí irísase, revelándoos un mundo.
Su nombre, o son sus hechos, en los labios ardidos.
Mientras cantan las cuerdas y los óboes se quejan
como oscuros principios frustados, y hay la flauta
como una lengua fina por una piel huyendo.

EL DIRECTOR DE ESCENA

No es el son, son mis manos. ¡Basta! Todo el mundo ahí erguido.
Concebir nunca es fácil. Coro o tristeza inmunda
que cual rosas marchitas desfila sordamente.
¿Aún bailan o aún engañan? Una onda a aromas pútridos
que divaga y oscila mientras callan las liras.
Rostros para esa ardiente juventud que es un hombre.
La perdición completa yo la vi y la presento.
Los negros gemebundos, los amarillos glaucos, los finales más grises,
como cuerpos dormidos.
Un montón de lujuria, pero extinto, en la sombra.
O es un vals lastimero que en polvo lento absuélvese.

EL BAILARÍN

Es el fin. Yo he dormido mientras bailaba, o sueño.
Soy leve como un ángel que unos labios pronuncian.
Con la rosa en la mano adelanto mi vida
y lo que ofrezco es oro o es un puñal, o un muerto.


Desde POÉTIKA DEL CONSUMO Y LA NO-VIOLENCIA hice esta lectura en algunos KO (Kabaret Obert) de La PAPA 

domingo, 4 de septiembre de 2011

lunes, 29 de agosto de 2011

KO AGOSTO 11









Lectura que hice en el KO de agosto 11 : "Paisaje marino" traducido al catalán

PAISATGE MARÍ


Jo sóc com la roca
del paissatge marí:
amarrada a la terra, immòbil.

Sóc negació de moviment:
quieta permanència en un punt quiet.
L'horitzó marca en el meu front
velles arrugues de temors i dubtes.

Una au passa
per ensenyar-me l'art del risc
i amb el seu vol em parla
de la fugacitat d'allò finit.
Em relata que en la gosadia del volt
es manté l'harmonia del viatge.

S'allunya creuant l'horitzó
i des de la seva dansa alegre
em fa senyals, molt a poc a poc.
M'invita a pensar
que existeix una recta divisòria de blaus,
la línia que difumina les respostes
i crea reconciliacions.

I en el seu vol distant
de baix a dalt
cau i s'alça amb el vent.

Però la roca tem desprendre's.
Quieta i en silenci només pot esperar
la visita diària d'altres aus
o escoltar el ritme diferent
de noves onades
modelant la seva duresa.

Jo sóc com la roca
que dubta i té por
quan tu t'acostes.

I el meu dubte és una paret
entre la teva mà i la meva.


Sylvia Trinxet
Transmutaciones, 1995. Editorial Bronce, Editorial Viena (Columna), Barcelona

KO ((Kabaret Obert) (Kabaret poético)) Agosto 2011

lunes, 1 de agosto de 2011

El poema "Amarillo", de mi poemario TRANSMUTACIONES, leido por Tony Bravo en el KO de 29/7/11

AMARILLO


El sol ha cubierto un nuevo estadio
por encima del blanco,
agotando los demás colores
para caber en otro instante.

Lo que antes me llama con fuerza
-recobrada del efecto de los cielos-
es el gris claro de la roca,
proponerme entrar en su diálogo
o devolver de su interior
la mirada interrogante.

Después, una sucesión de momentos
reconoce la felicidad
en la suma de matices amarillos
habiendo el verde oscuro de los bosques
rozado el amor en la mirada.


Transmutaciones , 1995

Más del KO de 29/7/11


KO (Kabaret Obert (kabaret poético)) La PAPA, 29/7/11 -Lectura de mis poemarios "Transmutaciones" y "Philía" por Tony Bravo y Rosa Grau respectivamente